BLOGS Actualidad

Tags de Posts ‘ciudad’

04

09

2013

Juan Herrera

Preguntas varias sobre el POT (Parte 1)

Por: Juan Herrera

Como todos sabrán, la semana pasada el Alcalde Petro expidió su cuestionado POT, esta norma que tiene el poder para cambiar radicalmente el ordenamiento y la sostenibilidad de la ciudad en los próximos años, es bien conocida por su carácter de manifiesto* sobre la ciudad, pero también, por sus enormes vacíos judiciales y de aplicación los cuales muy seguramente van a poner a la ciudad en una situación de zozobra y peor aún, hasta de improvisación.
Si bien no he podido terminar de leer el decreto completo, quisiera en esta primera entrada lanzar unas preguntas  -aún sin respuesta- sobre el tema de la construcción y los impactos en la adquisición de vivienda y renovación.
Antes debo confesar que como filosofía el POT suena bien, leyendo de manera incauta el decreto, hasta podría pensarse que se trata de la ciudad ideal, tal como se lo enseñan a uno en los cursos de urbanismo a principios de carrera.

- Construcción:
Según el nuevo POT, los constructores tendrán que asumir al construir un proyecto de vivienda nuevas cargas, se obliga a que se debe destinar el 30% del suelo para vivienda VIS, ya sea construyendo estas viviendas en el sitio o pagando su valor, y también se aumenta el precio a pagar por subir cantidad de pisos. De este tema se derivan tres preguntas:
-Si un constructor decide hacer las VIS en el sitio, ¿qué se hará con el tema de los estratos de estas viviendas al interior de un proyecto de diferente clase?
-Si el constructor decide pagar el costo de estas cargas, ¿Quién será el encargado de manejar estos recursos y cómo y dónde se construirá la VIS?
-Al permitir más altura en más zonas de la ciudad, virtualmente se está incrementando la oferta potencial de metros para construir. Es evidente que los precios aumentarán inicialmente porque estos nuevos costos se le trasladarán al comprador, pero quizá luego estos constructores recuperarán el dinero vendiendo más apartamentos. ¿De qué depende que se estabilicen los precios o cuál es el panorama que se piensa?

Las decisiones que Bogotá toma impactan además a los otros municipios de la sabana -con reglamentaciones diferentes y autónomas-, es de esperar que muchos constructores decidan trasladar sus proyectos a estos municipios cercanos evitando asumir las nuevas responsabilidades en Bogotá, lo que trasladaría el problema a los vecinos y generaría unas situaciones a una escala ahora desconocida. Si bien el POT habla de un ‘marco general para las acciones del distrito capital en la construcción de la región capital’, no se encuentra de qué manera efectiva se pretende hacer esto, léase, articulando las políticas, blindando de manera conjunta el borde con proyectos de protección ambiental, etc…

Otro componente dentro del gran tema de la construcción es la renovación del centro ampliado, necesario debido al abandono y desuso de la mejor zona de Bogotá; sin embargo, preocupante pues la ciudad no prevé con un instrumento paralelo de diseño urbano y espacio público, a una escala ya no territorial para la renovación manzana por manzana como debería ser. Lo anterior porque estamos hablando de una zona colonial y moderna predominantemente, donde en muchas calles la distancia entre paramentos no alcanza los 10 metros; está bien llevar nuevas y buenas viviendas y oficinas al centro, pero, ¿qué hay del impacto que tendría en la calle el que se crezcan las alturas?. Si a mi me dicen edificios de 25 pisos o más me imagino Nueva York, la diferencia radica en que allá las distancias entre paramentos son de 20-30 metros…

Renovación del centro ampliado. Propiedad de Revista Semana

Renovación del centro ampliado.
Propiedad de Revista Semana

Muchas personas han salido a decir que Bogotá es ya la ciudad más densa de Latinoamérica…, están en lo cierto, sin embargo esa densidad está en las zonas periféricas donde hay carencia de espacio público y hacinamiento, no necesariamente en el centro ampliado y por esto el tema adquiere relevancia. Un proceso de renovación de manera resumida tiene tres componentes: muchos problemas, muchos dueños y muchos predios, liderado por una alianza público-privada, debe sacar adelante proyectos interesantes para atraer la inversión, defender la idea del Estado tiene que ver con construir un proyecto viable.  “Los procesos de renovación urbana deberán asegurar la coordinación interinstitucional para facilitar la gestión pública y la actuación de las iniciativas privadas y comunitarias”. Cabe otra pregunta: ¿Tiene la ERU la capacidad de liderar un proceso de esta magnitud considerando que en años no han construido proyectos importantes? y fuera de tema, ¿Por qué no se generó otro nodo de renovación en el norte (cedritos, etc) que cuenta con buena infraestructura y baja densidad?

En un país de normas coyunturales y de objetivo político, ataca la duda de si habrá continuidad para un proyecto de esta magnitud, hoy en la ciudad no existe el liderazgo ni la “coordinación interistitucional” y tampoco  la experiencia para afrontar esta transformación por lo cual siguen siendo más las preguntas que las certezas. Ojalá alguien me responda estas preguntas o me corrijan si estoy equivocado. Pronto otro tema… * Manifiesto: Escrito en que se hace pública una declaración de doctrinas o propósitos de interés general.

Categoria: Bogotá, General

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

06

08

2013

Juan Herrera

¿Qué le regalas hoy a Bogotá?

Por: Juan Herrera

Carrera Séptima

Carrera Séptima

La primera vez que llegué a Bogotá me sorprendió conocer tan poco… Yo, que crecí acorralado por esas verdes montañas de Medellín, tuve una silenciosa alegría al conocer en persona la línea de horizonte. Entendí que el regionalismo no es más que falta de mundo e ignorancia;  Meta, Tolima, Boyacá, departamentos que solo había escuchado en mis clases de geografía, los conocí allí a través de su gente. Bogotá está llena de pequeñas alegrías… una ciudad para sentir, una ciudad hecha a mano -a 8 millones de manos-, una caóticamente entretenida.

Categoria: Bogotá, General

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

11

07

2013

Juan Herrera

Hacia una Bogotá ciudad región.

Por: Juan Herrera

http://despacio.org/2012/03/01/despacio-en-el-proyecto-bogota-21/

Gran Bogota – imagen propiedad de Despacio.org

En los últimos días nos hemos enterado constantemente de proyectos y planes de la administración que tienen como objetivo regular el crecimiento de la ciudad en los límites hoy definidos, sin embargo, lo que no hemos podido escuchar es acerca de un plan metropolitano que la ciudad y los municipios circundantes requieren con urgencia. Ciudad región, la gran Bogotá, etc… varios nombres les han dado con el paso de los años sin embargo no se ha logrado consolidad una estructura territorial ni legal que permita extender los límites de la planeación tradicional en pro de una mejor dinámica urbana.

Categoria: Bogotá, General

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

20

02

2012

Juan Herrera

Sostenibilidad Urbana en Medellín. ¿En qué estado?

Por: Juan Herrera

Paisaje popular

http://www.flickr.com/photos/juansh/

Colombia se urbanizó de manera muy repentina entre los 50 y los 60. Fue un economista canadiense quien dijo que el país tenía que volcarse cuanto antes del campo a las ciudades; de esta manera se creó un sistema nuclear donde Bogotá era la ciudad capital y existían a su vez una red de ciudades intermedias alrededor. Así es como explotaron demográficamente ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira y Cúcuta, solo para poner unos ejemplos. Pero hubo un gran problema: este proceso se realizó sin planeación urbanística, y como resultado las ciudades crecieron desorganizadamente. Existen cuatro tendencias globales que afectan a nuestras ciudades: la concentración urbana, el aumento demográfico, el cambio climático y la globalización (Siemens, 2010). Mientras que en 1900 el 10% de la población era urbana, en 2007 ese porcentaje aumentó hasta el 55% y se espera que para 2030 ese porcentaje sea del 70%. Esta concentración que en un 90% se está dando en países en vías de desarrollo –donde nos encontramos- sólo está enfatizando la desigualdad y la pobreza.

El panorama no es muy alentador, muchos son los problemas que tenemos en este momento en nuestra ciudad: movilidad, calidad del aire, falta de espacios públicos, aumento de la segregación social, sobrepoblación; problemas que cada día todos nosotros enfrentamos y que son síntomas de una enfermedad global y evidencia de que nuestra ciudad transita -o transitó- por un camino que no mucho tiene que ver con la sostenibilidad, concepto que está de moda pero que realmente muy pocos entienden.

El que todo lo puede en nuestros días pareciera ser el árbol,  fácil es identificar una devoción ciega al verde, -la cual no es dañina ni mucho menos- pero el problema subyace detrás, y es la actitud de minimizar la problemática y pretender solucionar todo con éste elemento que solo es uno de los miles de componentes requeridos para poner en marcha el concepto, el cual también se refiere globalmente a todos los procesos del desarrollo, como lo económico y lo social. Esta divergencia en el conocimiento de las implicaciones y la base técnica del asunto ha permeado todas las esferas de la realidad nacional, particularmente lo político y lo empresarial, espacios en los cuales tradicionalmente se ha respondido durante mucho tiempo a los intereses de la elite, mas entendible en lo empresarial que en lo político, pero igualmente incorrecto.

Para hacer frente a este problema hay dos conceptos que pretendo utilizar para así organizar la revisión sobre el estado en términos de sostenibilidad de la ciudad de Medellín, uno es la voluntad política y otro es el activismo.

La política es quizá la que más responsabilidad tiene en este asunto, si bien pareciera que el tema está relegado de las agendas oficiales, la sostenibilidad urbana ha venido poco a poco ganando terreno como apuesta necesaria en procura de conciliar tres aspectos que siempre habían sido divergentes, lo económico, lo social y lo medioambiental.

Muchas han sido las intervenciones que se han realizado en los últimos años en la ciudad, las cuales, desde una estrategia de acupuntura urbana han buscado regenerar parte de los tejidos deteriorados, que de cierta manera debe ser el punto de partida para la conversión de una ciudad al modelo sostenible. En el país más desigual de américa latina y en una ciudad que lo evidencia por doquier, la primera acción debería ser la de establecer un marco político para la legalización, sin embargo ahí viene el problema y es que también en un país donde la guerra civil es otra de las explicaciones de la migración hacia las ciudades, se hace casi imposible pensar que las soluciones en algún momento van a abarcar la totalidad de la demanda,  población pobre a quienes se les debe incluir en el primer lugar dentro de una cadena de necesidades, ya que estos son quienes de manera involuntaria están enfatizando los problemas y quizá haciéndolos recurrentes, como la ocupación de territorios no aptos para los asentamientos humanos.

El problema del hábitat suele reducirse al problema de la vivienda pero nada mas incorrecto, estamos en un entorno en constante movimiento y en permanente construcción, el déficit de espacios públicos y de medidas de control frente la subutilización del suelo urbano lo que están generando es la tematización de muchas zonas de la ciudad y de esta manera, casi extinguiendo la actividad constante generalizada que debe contener un centro urbano. El imaginario del centro como lugar núcleo de la ciudad debe repensarse en términos de actividad y de identidad, qué implica la identidad, ¿es quizá una cadena? ¿Qué implica realmente que solo haya un centro en la ciudad? Porque si nos ponemos a analizar algunas ciudades, en aquellas donde no puede identificarse un solo centro, es donde vamos a encontrar mejores condiciones de vida, menos desplazamientos, más densidad –planeada-, menor contaminación, más vida urbana, más goce en la calle.

Aumentando de escala, Medellín actualmente también constituye un núcleo, el centro del Valle del Aburrá, los movimientos humanos son pendulares, de norte a sur en la mañana y de sur a norte en la noche, es allí donde la mayor parte de la población del valle tiene su lugar de trabajo o estudio,  o hasta donde hay que ir a buscar un metro de tela para un vestido.

Para que la ciudad sea sostenible debe asegurarse no solo la idea de región, sino que el desarrollo también se incentive en los vecinos, que no haya que desplazarse hasta el mismo lugar de siempre para buscar los insumos básicos para la vida. Una ciudad que quiere ser sostenible tiene que lograr disminuir la cantidad de desplazamientos que deben hacer sus habitantes para el día a día, también debe ser capaz de prever el impacto de sus decisiones sobre los ecosistemas cercanos. Como es el caso del Valle de San Nicolás, al cual se trasladó toda la industria después que se decidió reubicar dicha zona a las afueras de la ciudad, decisión que realmente fue bastante inconveniente, pues lo único que se ha logrado es incentivar una urbanización catastrófica de mano de la llegada de la industria, y aparte de ello, una disminución en la cantidad de producción de alimentos requeridos por la misma ciudad, la simplificación del ecosistema, y lo que a todo el mundo se le olvida es que el tiempo humano no es el mismo que el de la tierra, el tiempo geológico habla de miles de años para la regeneración de un suelo deteriorado… realmente estamos comprometiendo la capacidad futura.

La tecnología y la velocidad con la cual se dispersa en todo el mundo ofrece un potencial muy alto de cambio, sin embargo el reto inicial al que nos enfrentamos es al de cambiar los paradigmas, proceso que hace ya varios años comenzó pero que constituye la más grande barrera para la consolidación de un modelo esperanzador. Ello significa grandes cambios en el comportamiento humano, en las prácticas de gobierno, urbanas y comerciales. Gran parte del desarrollo urbanístico de los últimos años se ha realizado en tono de especulación inmobiliaria, a ello se deben guetos en altura como la Loma de los Bernal, un modelo planeado invasivo que nada tiene que ver con la ciudad. Ciudad que no puede seguir desalojando a sus habitantes pobres y mandarlos a vivir a la periferia, así se construya Metrocable para conectarlos al mundo, la sostenibilidad también habla de inclusión social.

La tecnología por si sola no es el problema, como no lo es casi nada en el mundo. Siempre se podrá encontrar la mano del hombre detrás de un buen o malo aprovechamiento de la misma. Ésta debe enfocarse hacia el beneficio y cumplimiento de los derechos humanos; Robótica, tecnologías limpias, nuevas prácticas en agricultura, reutilización de recursos y aprovechamiento de las energías renovables son parte del menú de acciones pendientes para lograr consolidar el modelo, cambio que de realizarse va a ser tan importante y quizá mucho más que la revolución industrial del siglo XIX.

La planeación oficial de la ciudad debe constantemente estar revisando el cumplimiento de las metas, revisar los protocolos oficiales existentes encargados de regular la actividad urbanística, el POT debe ser amplio en sus consideraciones, pensarse en términos de diversidad controlada. Planes actuales como BIO 2030 hacen unas consideraciones bastante amplias de la problemática, pero, tiene este plan un fundamento político que realmente obligue a su estricto cumplimiento por cada alcaldía local? Sin embargo el activismo tiene la capacidad de hacerle frente a la falta de voluntad política, los ciudadanos deben instruirse en el tema, luego se deben empoderar ellos mismos y exigir la inclusión del problema en las agendas, se debe realizar veeduría sobre lo propuesto, la ciudadanía es un acto creativo que debe buscar el bien común desde una posición desinteresada pero siempre proactiva.

Categoria: General

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

13

09

2011

Juan Herrera

Sostenibilidad Urbana ¿2012-2015?

Por: Juan Herrera

Categoria: General

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

04

08

2011

Juan Herrera

Escrito desde ninguna parte

Por: Juan Herrera

Habiendo derrotado mi aislamiento, regreso al mundo solo para encontrar que el libro de Marc Augé, los -no-lugares- tiene desde hace un par de años una segunda edición. ¿Estuve hibernando tanto tiempo?, ¿Por qué resucitar un texto que realmente sospecho ha hecho más daño que bien? Por un lado, se ha encubado una especie de fetiche trivial para estos espacios que se han convertido en sinónimo de “modernidad tardía” – aeropuertos, terminales de transporte, centros comerciales, etc. Esto se evidencia en casi todas las conferencias sobre el espacio y el lugar y en aquellos recorridos enfermos sobre el “enigma” del pasillo. Tan pronto como la mistificación se convierte en kitsch, todo compromiso crítico se dedica a una consideración estética del paisaje urbano.

Categoria: General

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

12

07

2011

Juan Herrera

Generi(ciudad)

Por: Juan Herrera

Ahora percibimos nuestras ciudades desde un vidrio… el del carro, el de la ventana, el de un monitor de computador. Ninguna de nuestras ciudades latinoamericanas, incluidas Bogotá y Medellín parecieran estar siendo diseñadas para las personas sino para los intercambios. Nuestras ciudades contemporáneas parecieran ser todas iguales, tal cual como los aeropuertos..

Categoria: General

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.