Tareas no hechas

Archivo agosto 2014

Publicado el

¡A mí no me conteste porque le volteo ese mascadero!

Y sí, casi que literalmente al violinista del metro le voltearon el mascadero. Por desobediente, por contestón, por irrespetuoso. A la vieja usanza de los papás paisas. “Yo hablo una vez, hablo la segunda y a la tercera mando el golpe”. No lo golpearon, eso está claro (por lo menos en el video)... Ver post completo.