VIDA PERRA

Publicado el Henry Salazar

El perro y su desarrollo II

La división en períodos, está basada originalmente en el trabajo de Scott y Fuller, analizado en el libro del Dr Miklósi Dog Behavior, Evolution and Cognition.

De esta división se derivan algunas explicaciones posibles basadas en el ambiente de desarrollo, – ecólogico y social – de los lobos. No obstante, el autor aclara que hay una falta de investigación en este campo. Y destaca que los períodos usados en el modelo de estos autores, tienen fundamento principalmente en el desarrollo de perros de la raza Beagle, lo cual podría generar dudas acerca de esta raza como una muestra representativa de los perros o como un buen ejemplo para comparar los perros con los lobos.

Período Neonatal (días 0 – 12)

Los cachorros de lobo pasan este período en la oscuridad de la madriguera que ha sido cavada por su madre algunas semanas antes del nacimiento (según Packard). Este espacio se encuentra 2 o 3 metros de la superficie y provee un ambiente más o menos estable. Gracias a esto, es posible que el retraso en el desarrollo adecuado de la regulación térmica de los cachorros no muestre ningún efecto adverso. La percepción de su entorno se restringe a los estímulos táctiles y olfativos.

Es durante esta etapa que la madre y los hermanos son la fuente de interacción lo cual estimula los receptores táctiles alrededor de la boca para amamantarse, en varias partes del cuerpo cuando luchan por alcanzar los pezones y la estimulación olfativa que les permite reconocer los olores específicos de su especie. La madre raramente abandona el lugar porque es alimentada por el macho.

La selección humana interfirió este sistema en dos aspectos: Los perros son provistos de madrigueras artificiales. Lo cual alteró el ambiente de desarrollo porque estas “madrigueras” suelen estar bien iluminadas y abiertas, de manera que los cachorros tienen oportunidad de estar expuestos a otros estímulos (sociales) durante el período neonatal. La provisión, por parte de los humanos, a la madre, hace que la contribución del macho en la crianza sea innecesaria. La ausencia de selección de esta característica hizo decrecer el comportamiento paternal en los perros.

La observación del comportamiento en perros salvajes muestra que la interferencia de los seres humanos destruyó muchos aspectos del comportamiento reproductivo específico. Las hembras de perros salvajes crían sus cachorros lejos de la manada (Daniels y Bekoff) y según Boitani y Ciucci, una de las principales razones de la alta mortalidad infantil en perros salvajes es que la madre no está preparada para elegir adecuadamente una madriguera y los deja solos cuando debe ir en busca de alimento debido a que el macho no lo provee. Es interesante que aun bajo el cuidado de humanos, las madres disminuyen la cantidad de tiempo que pasan con sus cachorros en esta primera etapa de sus vidas.

Período de transición (días 13 – 21)

Los cachorros de lobo destinan este período en la madriguera, al igual que el anterior, principalmente con sus hermanos y su madre. Sus habilidades motoras se desarrollan lentamente y su comportamiento exploratorio está restringido al área inmediata bajo tierra. Este período se caracteriza por el aumento de las habilidades perceptivas. Comienza con la apertura de los ojos y termina con la apertura de los canales auditivos.

Es interesante notar que hay una amplia variación en el tiempo de apertura de los ojos y los oídos. Las funciones de la visión y del oído muestran una diferencia en la duración de este período según la raza y sus particularidades.

La estimulación directa entre madre y cachorros decrece en paralelo con la disminución de patrones de comportamiento neonatal, y emergen habilidades motoras para ciertas señales de comunicación, como por ejemplo, el movimiento de la cola.

Lentamente los cachorros ganan la capacidad de cambiar su comportamiento luego de experiencias repetidas con aspectos positivos o negativos de su entorno.

Scott y Fuller identificaron evidencia de que en los cachorros de perro la respuesta operante hacia el alimento emerge en el día 15 y unos días después muestran un aprendizaje motor similar a la estimulación aversiva.

En la siguiente entrega veremos los aspectos más destacados del Período de Socialización y el Período Juvenil.

@VidaPerraBlog

Comentarios