Unidad Investigativa

Publicado el Alberto Donadio

El libro del senador Robledo

En el libro que acaba de publicar, La Corrupción en el Poder, el senador Jorge Enrique Robledo, hace hervir la sangre del lector.

El escándalo de Reficar, la refinería de Cartagena que tuvo un sobrecosto de 4.000 millones de dólares, daría para un grueso volumen de 300 páginas. El senador Robledo en solo 17 páginas logra el mismo cometido que si hubiera escrito un libro destinado exclusivamente a este desfalco que supera en monto el valor de las nuevas esclusas del Canal de Panamá.

El libro también se ocupa de Isagen, Saludcoop, Transmilenio y otros asuntos que el senador ha denunciado desde su curul, pero el apretado relato que hace sobre Reficar, empresa de Ecopetrol, vale por todo el libro.

Al ceder el control operativo de la refinería, Ecopetrol abrió las puertas para la malversación del patrimonio público.

Con los contratistas, Glencore y CBI, se registró una feria de adiciones a los contratos, se iba incrementando la cuantía, en un caso hasta en un 37.000 por ciento. “El desastre empezó cuando el gobierno de Alvaro Uribe le entregó el manejo de la refinería a Glencore”, señala el libro.

El contrato con Glencore y CBI era por costos reembolsables, es decir que el contratista pasaba facturas y Reficar las tenía que pagar.

Afirma el senador Robledo que el actual ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el actual presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, estaban al tanto de las trampas de CBI, según las actas de las juntas de Ecopetrol y Reficar.

“La CBI, reclutada por Glencore, defraudó el patrimonio de los colombianos por falta de vigilancia”, señala el senador Robledo.

Reficar es un proyecto “que nació torcido y jamás se enderezó”, agrega.

Pese a las irregularidades conocidas, el gobierno de Santos las toleró y lo que hizo fue recaudar pruebas para presentar pruebas ante un tribunal de arbitramento en Nueva York.

Con toda razón anota Robledo:

“No existe ninguna normal legal que autorice a un ciudadano colombiano, y mucho menos si ocupa un cargo público, a presenciar cómo el Estado pierde miles de millones de dólares mientras sus agentes, al estilo de cualquier James Bond, se dedican a recoger los documentos probatorios del desfalco que tiene lugar ante sus propios ojos”.

Es vergonzoso el silencio de Juan Manuel Santos sobre el desastre de Reficar. En el Brasil los sobornos por 3 mil millones de dólares detectados en Petrobras, empresa homóloga de Ecopetrol, han provocado una crisis política, económica y social sin precedentes. Han rodado muchas cabezas. En Reficar no se ha demostrado que haya habido sobornos, pero un sobrecosto de 4 mil millones de dólares no ocurre de manera inocente. Es como si fuera un gigantesco soborno. Santos guarda silencio sobre el mayor escándalo de su gobierno.

En cambio, cuando surgió el caso del soborno de Petrotiger a un funcionario de Ecopetrol, el propio Santos dio orden de presentar una denuncia penal.

El soborno que recibió el funcionario de Ecopetrol no superó los 400.000 dólares. Se pagó para conseguir un contrato de 40 millones de dólares.

Reficar vale 200 veces más que ese contrato. Sin embargo, no hay denuncia penal del presidente. ¿Por qué? Porque esa denuncia terminaría implicando posible o probablemente a su ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas y a su ex ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry.

El funcionario de Ecopetrol comprometido en el mini-soborno de Petrotiger, David Orlando Durán, acaba de ser condenado a 16 años de prisión. Por Reficar nadie está condenado, nadie ha perdido el cargo.

Este es el comunicado de la Casa de Nariño sobre el caso de Petrotiger para que se vea la doble moral de Santos, gran alharaca por un mini-soborno y ensordecer silencio por el mayor desfalco en la historia de la empresa más grande de Colombia:

Comunicado sobre el caso Ecopetrol – PetroTiger

 Bogotá, 9 feb (SIG). 2015

Sobre la investigación que actualmente desarrolla la Fiscalía General de la Nación en contra de personas que utilizaron su cargo para facilitar la adjudicación irregular de contratos por parte de Ecopetrol a favor de terceros, nos permitimos informar:

• La Secretaría de Transparencia de la Presidencia fue informada del presunto pago de sobornos por parte de exdirectivos de la empresa extranjera PetroTiger a funcionarios de Ecopetrol en una reunión del Grupo de Trabajo Antisoborno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos – OCDE.

• Una vez realizada la verificación respectiva, la Secretaría de Transparencia, por orden del Presidente de la República, interpuso en enero de 2014, ante las autoridades colombianas, una denuncia penal en contra de los funcionarios de Ecopetrol y exdirectivos de PetroTiger involucrados en el caso.

Comentarios