Serendipia

Publicado el JohanaArroyave

Yo tan in love y tu tan ni love…

Para Naty y todas aquellas que están buscando el amor en príncipes con brillante armadura que en realidad son renacuajos envueltos en papel aluminio…

“Joha le voy a pedir al universo un novio, pero que me lo escoja él, porque yo siempre la embarro”

Hace unos días, una de mis tantas amigas me alegraba el “smoothie”, no muy rico por cierto, con esa frase y continuaba: “Joha ¿por qué siempre me tocan los más perros?” “Es que Dios lo hizo perro, botó el molde y de ese me enamoré yo”…

Yo: Cata ¿no has pensado en intentarlo con Juli?
Cata: Mmm,  Juli es muy lindo, pero no me produce ni un mal pensamiento.
Yo: Tú los buscas perros Cata, no es que te toquen, los escoges así.
Cata: Pero, es que los que están buenos son los vagabundos.
Yo: Ves, tú los buscas así.
Cata: Por eso, que me lo escoja el universo. ¿Qué hago? ¿Me cuadro al feo pa’ que no sea perro?
Yo: Ay Cata, pero si a los buenos los mandas directo a la “friendzone”
Cata: Pero es que yo sólo lo quiero a él, pero él las quiere a todas, menos a mí, ¿por qué carajos tiene que ser tan perro?
Yo: Búscate otro y deja la lora con ese man
Cata: Pero es que es mi hombre perfecto… lo único malo es que es muy perro…

Nada más triste que encontrar el amor de tu vida y tener que devolverlo y es que ¡qué maña tan maluca la de escoger siempre a los mismos! las tusas vienen una a una, seguidas, sin parar y siempre por las mismas cosas, ¿será que no aprendemos? Al parecer, los que nos gustan son los que se están moviendo por aquí y por allá. No los culpo, vamos por la vida buscando “el amor” hasta que lo encontramos (o nos encuentra) y ahí se queda. Pero por qué andar jugando con todas, así como así.

Muchos de los hombres con los que hablo se quejan que las mujeres nos ilusionamos muy fácil y sí, es cierto, pero si saben que uno es una “pelota”, que mira con ojitos de “emoticón” cualquier gesto de cariño ¿para qué siguen el juego? Paren y ya ¿no es más fácil? ¡responsabilidad social señores!

De por sí, las mujeres somos menos racionales en los temas del amor y es que dicen que usamos en gran parte el hemisferio derecho del cerebro porque de allí surgen todas las emociones y los hombres el izquierdo, el hemisferio lógico. Pero ¿en realidad es así de estereotipado? creo que cuando se trata de asuntos del corazón existe una batalla gigante entre lo que sabemos y lo que sentimos.

Y por qué muchas veces aunque lo sabemos y nos lo dicen  “Con cualquiera menos con él”, “Él es un mujeriego, no lo hagas”, “Ten cuidado, no tan rápido” nos lanzamos de cabeza sin medir las consecuencias… ¿Y qué se supone que debes  hacer cuando te encuentras en una situación en donde lo que sientes brinca del lado derecho al izquierdo del cerebro? Cuando se trata de una relación ¿resulta más inteligente seguir a tu corazón o a tu cabeza? Lo cierto es que el amor es una realidad y que manes perros hay,  por montones, y  van a estar ahí siempre, con sus miradas seductoras, sonrisas perfectas y su manera tan única de meterse dentro de nosotras hasta los huesos y quedarse ahí, para luego irse, partir, evadirse, huir o lo que sea, dejándonos con “osteoporosis crónica”.

Y aunque para eso están las amigas, para recogernos, recoger nuestros pedacitos y ayudarlos a pegar hasta con colbón, el punto es que niñas toca ir más despacio… No se puede entregar todo así como así, no se debe subir a toda como palmera, para después bajar como cocos…

“No hay que enamorarse en un abrir y cerrar de piernas” Aleida… @AleidaStudio

¿Le gustó este post? Dele compartir ¿Quiere conocer un poco más de mi mundo de casualidades? Sígame en Twitter: @JohanaArroyave

Comentarios