Rompe el lápiz, toca la Tablet

Publicado el Vladimir Clavijo

El guayabo que nos traerá el nuevo impuesto a vinos y licores

post vinos y licores impuesto vladimir clavijo blog el espectador viceministra ximena juan camilo ortiz economista

El día de ayer, desde el Congreso de la República se continuó con la aprobación de la ley para el aumento de impuestos en vinos y licores, además de otro tipos de ajustes, que desde mi básico conocimiento considero que no benefician a la industria, ni a la salud y mucho menos a los ciudadanos de a pie.  Y justamente, viendo el apoyo para que esta medida sea bloqueada en su avance, senadores como Antonio Navarro Wolf y Jorge Enrique Robledo ponen en la mesa justas y acertadas disertaciones, que al parecer no son escuchadas ni por ministro ni por viceministra de Hacienda.

Y en esta búsqueda de argumentos, encontré una respuesta a la Viceministra de Hacienda, Ximena Cadena, de un amigo que aparte de Economista, hace parte del sector de importación de vinos en el país.  Juan Camilo Ortiz en su red personal de Facebook compartía una respuesta que viene desde la indignación, desde el análisis de lo que realmente hace parte del circo de este país llamado Colombia. Por esta razón, el día de hoy dejo reseñada su disertación, con el ánimo de llamar a una discusión más abierta, que no solo tiene que ver con importadores o departamentos, sino con la forma en que las élites creen que deben sacar de nuestros bolsillos más dinero, que finalmente no se ve reflejado en más salud o educación.

Aquí les dejó la respuesta de Juan, que es de un cuestionario hecho por El Tiempo a la viceministra de Hacienda, Ximena Cadena:

Esta señora, según me cuentan “economista”, es la flamante viceministra de hacienda y crédito público de Colombia según informa el periodico El Tiempo, a la que luego de leer el artículo (Link nota de prensa) le quiero aclarar algunos detallitos que se le escapan, creo que por su desconocimiento del tema y en parte por la ligereza para hablar de lo que considero no sabe del sector.

La señora Ximena Cadena piensa que subir los impuestos a los vinos y licores es un buen incentivo para mejorar la competitividad y reducir el contrabando de los mismos, porque “pone reglas claras” a la comercialización, ¿no le enseñaron en cualquier clase de microeconomía sobre incentivos?  Le quiero comentar que al ustedes subir los impuestos de semejante forma, lo que genera es atacar el comercio legal y de paso incentivar a los contrabandistas, ya que estos van a tener una actividad mucho más redituable, haciendo el efecto contrario a lo que plantea su suposición.

Al decir que el vino es una “bebida de elites”, para ricos, un bien de lujo, en últimas, que lo justo es que lo debamos pagar con un impuesto alto asociado a su valor; esto se refiere a que ¿tener buen gusto gastronómico es solo para gente de estratos altos?  Creo que usted con estas posiciones discrimina y de paso hace una ley que resulta excluyente porque le quita el derecho a la gente que NO ES RICA de poder tomarse una copa de vino.  Le cuento que el vino es una bebida para todos, no solo en Colombia, sino en todos los paises y que se consume en todos los estratos en mayor o menor medida, no solo por su asociación a la comida sino por sus beneficios a la salud (lo cual no me parece que sea solo para ricos).  De tal manera, este impuesto, en lugar de lograr una asociación de progresividad, es regresivo y ataca a los de menores recursos en mayor medida, al quitarles posibilidades de consumo de bebidas como el vino, porque al encarecer de tal manera el producto hace su adquisición imposible PARA ESOS NO RICOS.

Penalizar el consumo de alcohol por salud pública, es bien visto en cualquier sociedad, pero para hacerlo, le quiero contar que no se debe gravar el costo del producto, sino su nivel de alcohol (así lo hacen muchas economias del mundo), que es lo que en ultimas daña la salud al consumirse en exceso.  Y resulta que en Colombia, por la ley que usted defiende, lo grave no es el nivel de alcohol sino la calidad del mismo, ya que en teoría en vinos y licores usted paga más por un producto de mejor calidad.

Usted afirma que este proyecto de ley “mejorará” el recaudo de impuestos que van dirigidos para educación, deporte y salud, por ende la calidad que los colombianos percibimos de estos.  Vamos a ver si será cierto porque en un país con el nivel de contrabando como Colombia, donde gran parte del consumo es de alcohol de contrabando pese a que los impuestos no son tan altos, entrar a atacar con fuertes gravámenes a los que lo comercializan y consumen de manera legal, no podrá afectarle sus arcas?, encima añado otro punto y es que para quienes usted llama RICOS los productos Premium, es facil traerlos de manera perfectamente legal de sus viajes comprados en algún Duty Free del mundo (ojo porque esto poco favorecerá sus arcas).

Noto que usted es joven como yo, pero Colombia (por si no lo sabía), se desmontó hace unos años una ley que grababa con impuestos altos a vinos y licores, precisamente para atacar el contrabando y colaborar para legalizar el consumo e imagínese: algo se logró en estas vías. Logró hacer crecer las arcas de departamentos para salud y educación, pero ¿resulta que ahora usted quiere revivir un modelo que se demostró que no funciona para un país como Colombia?

Se nota que hay fuerzas grandes que se benefician detrás de esta ley, para que saquen argumentos tan pobres y tan ridículos para defender la validez de la misma, en especial por una “economista” formada en algunas de las mejores escuelas de mundo (sobra decir que dichas escuelas si son para los ricos y las elites). Como decía mi padre “Ala, no digas eso en público que quedas mal”.

Veremos con esta ley aprobada en la comisión tercera de Senado por mayoría, cómo se va a afectar el recaudo para educación y salud, el cual se paga por los vinos y licores legales. Cómo se va a disparar el contrabando, uno de los cánceres sociales que tiene varias repercusiones nefastas. Y finalmente, sin ser lo menos importante, los empleos que se perderán por esta genial medida que afecta a productores, importadores, comerciantes legales, restaurantes, turismo y en últimas a todos.

Como consumidores nos tendremos que acostumbrar a tomar alcoholes de gama baja a precios altos, mientras el gobierno sigue tomando medidas represivas en contra de los ciudadanos de bien.  Un saludo a los amigos de un par de multinacionales que asumo estarán celebrando la medida. Salut!!!

 foto juan camilo ortiz

Juan Camilo Ortíz Farfán

Economista e Importador de Vinos

 

Finalmente, y solo para dejar en esta publicación una anotación más.  Este proyecto que va a último debate, es algo que luego tendremos que ser los colombianos los que pagaremos, y serán más las consecuencias negativas que positivas.  Y considero, escuchando a personas como el presidente de Fenalco, que es una medida fuera de sitio y traída como creatividad nefasta de la tecnocracia de este gobierno, que resulta finalmente en más impuestos para todos.

Comentarios