lado oculto radio

Publicado el ladoocultoradio

1972: El misterioso Caso del cañon de gadianton de utah

Uno de los casos más extraños de Highway Warp (HSW) en la autopista se llevó a cabo en el sureste de Utah, cerca del paso ferroviario de Módena, al borde del desierto de Escalante, existe un cañón slickrock al norte de Módena que lleva el nombre de Gadianton.

Exotic Landscape

En mayo de 1972, cuando cuatro jóvenes de la Universidad del Sur de Utah volvían a su dormitorio en Cedar City después de pasar el sábado en un rodeo local en Pioche, la joven Janna North conducía su Chevrolet Nova de 1971, en compañía de Carol Abbott que se encontraba en el asiento del pasajero. Sentadas en el asiento trasero estaban Lisa Rochefort y Bethany Gordon.

Era después de las 10 pm Cuando las chicas cruzaron la línea estatal Utah-Nevada a nueve millas (14 kilómetros) al este de Módena. Y estaban ansiosas por regresar al campus antes de la señora Mortensen, bloqueara las puertas de los dormitorios.

Ese tramo de la autopista 56 de Utah es bastante desolado, demasiada arena y plantas de ocotillo y bayoneta española o planta daga que son un tipo de plantas de flores adaptadas a vivir en los desiertos, se pueden observar también unos acantilados de arenisca roja en el horizonte del norte. Así que las chicas estaban muy contentas cuando finalmente vieron el cruce de Union Pacific en Modena. Pero justo después de los rieles, Janna notó algo extraño. Dos conjuntos de autopistas se encaminaron hacia el desierto, uno de ellos giraba bruscamente hacia el sureste y el otro hacia el noreste hacia el norte.

-¿Cuál tomamos? -preguntó Carol.

-A la izquierda -dijo Janna-. Sabía que Cedar City estaba a 73 kilómetros al noreste, y supuso que el camino del cañón los llevaría a casa mucho antes.

gadianton-canyon

Cinco minutos más tarde, el Chevy entró en el cañón de roca roja. Janna, que había estado charlando con sus amigas, notó de repente que los faros del coche brillaban más intensamente en el pavimento. Mirándola más de cerca, soltó un jadeo. La línea central blanca había desaparecido. En lugar de asfalto negro, conducían sobre cemento blanco.

-¡Janna, adelante! -exclamó Carol.

Janna jadeó. La carretera terminó abruptamente en un acantilado rocoso. Janna bajó con fuerza el pedal del freno del chevy, Con ligereza y al instante gritó hasta detenerse frente al acantilado.

-¡Oh, genial, un callejón sin salida! Poniendo el engranaje a la inversa, Janna giró la parte delantera del auto. -Podrías pensar que por lo menos debieron haber puesto unas señales de advertencia.

-Ahora tenemos que ir hasta Módena -se quejó Bethany.

“no vamos a detenernos,” dijo Lisa.

-Tendremos buen tiempo una vez que volvamos a la carretera estatal -les aseguró Janna-.

Transcurrieron algunos minutos, Janna empezó a sentirse incómoda. Seguían rodando, rodeadas por las paredes rojas del cañón y confiadas que deberían haber vuelto a salir al desierto abierto en este momento.

El cañón gradualmente dio paso a un país abierto. las jóvenes asombradas, En vez del desierto iluminado por la luna, vieron campos de grano a la derecha y un grandes pinos, a la izquierda.

264264322-estrato-de-roca-butte-monument-valley-earth-porn-estrella-forma

Carol miró a su alrededor con asombro. -¡Esto no es Módena!

-Deberíamos dar la vuelta -dijo Janna, con la mirada hacia adelante y hacia atrás. -¿Dónde diablos estamos?

Más adelante, Janna vio un bar de carretera y un estacionamiento adyacente. Parecía tener un letrero de neón, pero no podía distinguir que decían aquellas letras, eran colores brillantes y fluorescentes, cuando al instante Algunos hombres salieron del edificio.

-Hay algunos tipos -dijo Carol-.

Bethany soltó una risita. “¿Son lindos?”

“Vamos a averiguar.” Lisa comenzó a bajar la ventana trasera del pasajero.

“Lisa, no tenemos tiempo para esto”, dijo Janna.

“¡Relajense!” Apresuradamente, tomo el lápiz de labios y comenzó deslizarlos delicadamente, ademas Sólo les voy a preguntar cómo volver a la carretera.

utah-at-night

Mientras Janna se detenía, notó una gran consternación entre los hombres. Como si hubieran sido asustados por algún animal desconocido. asomando la cabeza por la ventana, Lisa dijo: “Hola, estamos …” Y soltó un grito aterrorizado.

-¡Lisa! ¿Qué …? Janna se giró en su asiento.

“¡Sal de aquí!” -gritó la muchacha, frenéticamente subiendo la ventana. -¡rapido, Jana!

Bethany gritó: -¡acelera!

los neumáticos aceleraron y aquel Chevy se alejaba de aquel bar, Janna bajó con fuerza el acelerador mientras un lago se divisaba a su izquierda.

-¡Oh, Dios mío, vienen por nosotros! -gritó Bethany. -¡Janna, más rápido!

Janna miró en su espejo retrovisor, y lo que vio transformó su sangre en hielo. Estaban siendo perseguidos, pero no por ningún vehículo conocido en esa época.

maxresdefault

Cuatro automóviles de aspecto extraño siguieron a su paso. Vehículos en forma de huevo montados en ruedas de triciclo. Es decir, con dos ruedas grandes en la parte delantera y una rueda más pequeña en la parte trasera. Un único faro blanco brillante brillaba desde el frente penetrando al coche de las jóvenes con el gran poder de esa luz, haciendo un extraño zumbido mientras avanzaban.

“Janna, ¡ve más rápido! ¡Nos están alcanzando!”

Adelante, la carretera volvía a entrar en un cañón de roca roja. El Chevy de Janna se adentraba en él a 80 millas por hora. El camino era demasiado estrecho y Los neumáticos del Chevrolet levantaban del suelo una nube de polvo, y hacia que ya no pudieran ver a sus perseguidores.

Minutos más tarde, salieron a toda velocidad del cañón, de vuelta al desierto que comenzaba a verse un poco mas conocido. De repente, el camino desapareció. Los faros no mostraban nada más que artemisa y o cotillo aquellas plantas del desierto,  Janna golpeó los frenos. ¡Demasiado tarde! El coche bajó por un arroyo y se detuvo en el fondo.

Sacudiendo incontrolablemente, las chicas salieron del coche. Milagrosamente no resultaron heridas. El Chevy se llevó lo peor, con tres neumáticos averiados, numerosos golpes en el parachoques delantero y algunas cosas mas que faltaban, Jenna echó un vistazo y le dio unos golpes en el frente de su vehículo “¡Oh, no, no, no, mi papá va a matarme!”

Lisa, sin embargo, estaba casi histérica. Se sentó en el suelo, abrazando las rodillas de sus pantalones vaqueros de campana, llorando y gimiendo, desconsoladamente y Ella seguía murmurando: “Ellos… no eran humanos …”

z_a_hemis_337835-a

Las chicas se quedaron con el coche hasta el amanecer. Luego caminaron un par de millas hacia el sur y se alegraron cuando encontraron el asfalto familiar de la autopista 56. Luego, Una hora más tarde, señalaron a una Patrulla de Carreteras de Utah y contaron su historia.

El policía Vic Lundquist, que investigó el caso, señaló varias circunstancias que nunca fueron adecuadamente explicadas.

(1) No había pistas de neumáticos que mostraran dónde el Chevy había dejado la autopista 56 en Modena.

(2) Pistas de neumáticos del Chevy se extendía sólo 200 yardas de nuevo en el desierto y terminaba abruptamente las huellas.

(3) Nadie podía explicar cómo el Chevy había conseguido casi dos millas al norte de la carretera 56 sin dejar ningún rastro físico de su paso a través del terreno áspero del desierto.

(4) Aunque los voluntarios buscaron incansablemente, no se encontró ningún rastro de la cubierta trasera derecha del Chevy.

Si el Cañón de Gadiantón de Utah es como algunas personas afirman, una puerta de entrada a otra dimensión, entonces tal vez lo que vieron aquellas cuatro jóvenes fue un “artefacto alienígena” y vivieron lo que se denomina como un universo paralelo en el tiempo y en el espacio.

http://ladoocultoradio.blogspot.com.co

https://twitter.com/ladoocultoradio

el lado oculto… lo indescifrable…

 

Comentarios