El Río

Publicado el El Espectador - The Nature Conservancy - Dejusticia

Un río en Nueva Zelanda tiene los mismos derechos que las personas

El Whanganui se convirtió en una persona jurídica tras un acuerdo firmado por el parlamento en Nueva Zelanda. Este río, que es el tercero más grande del país y es adorado por el pueblo maorí, tendrá los mismos derechos que una persona.

whanganui_river-1-naional-park-copia
El río Whanganui es uno de los más importantes de Nueva Zelanda, y se encuentra en la reserva natural con el mismo nombre. / Foto: Tourism New Zealand for Bridge to Nowhere, Whanganui River y Old Coach Road.

Por: Blog El Río

La tribu maorí de los Whanganui está ubicada en la Isla Norte de Nueva Zelanda y por más de 140 años han luchado con los políticos de su país para que el río Whanganui, la tercera fuente hídrica más grande de ese país, sea reconocida como un antepasado, es decir, como una entidad viva.

Esos deseos milenarios se hicieron realidad con una decisión del parlamento de esa nación. “Sé que algunas personas se inclinarán inicialmente a decir que es sumamente extraño dar a un recurso natural una personalidad jurídica”, le dijo al diario New Zealand Herald, Chris Finlayson, el ministro a cargo de las negociaciones. “Pero no es más extraño que hacerlo con los fideicomisos familiares, las compañías o las sociedades anónimas”.

Con este acuerdo, el río tendrá todos los derechos, deberes y obligaciones de la personería jurídica. Es decir, si alguien le hace daño al río, es como si le hiciera daño a una persona de la tribu que lleva su nombre.

Para Gerrard Albert, el jefe negociador de los Whanganui iwi, el final de este pleito jurídico representa el reconocimiento de la visión del mundo del pueblo al que representa. La pelea comenzó hace más de un siglo: en 1870.

En esa comunidad, el río es parte de su genealogía, es un ancestro, tal como los abuelos o bisabuelos humanos. De hecho, la comunidad tiene un dicho tradicional que evidencia su estrecha relación con esas aguas: “Yo soy el río y el río soy yo”.

“Hemos luchado para que desde la ley, otros puedan entender que desde nuestra perspectiva, tratar al río como una entidad viva es la forma correcta de acercarse al problema. Queremos que se entienda como un todo indivisible, en lugar del modelo tradicional que durante los últimos 100 años lo ha visto desde la perspectiva de la propiedad y la administración”, dijo Albert en el diario The Guardian.

La decisión implica que el Whanganui pueda presentarse en los estrados judiciales a través de sus dos representantes, uno de la tribu Whanganui iwi y otro de la comunidad Crown. Para el parlamentario indígena Te Tai Hauauru, esta decisión reconoce que el bienestar de las tribus se relaciona de forma directa con el del afluente.

Esta no es la primera vez que en Nueva Zelanda se le reconocen derechos a recurso natural. En 2013, el Parque Nacional Te Urewera fue reconocido como una entidad legal con los derechos de una persona. Si bien la tierra no tiene dueño, es manejada en conjunto por los Crown y los Tuhoe.

whanganui_river El río Whanganui reúne aguas de los Monte Ngaruhoe y Ruapehu en sus orígenes. Luego desciende por la meseta Central Vocánica para llegar a Taumarunui. / Foto: James Shook (Wikipedia)

La decisión de darle derechos y deberes a este río, si bien suena descabellada, se enmarca en una tendencia mundial de reconocer otras visiones de los recursos naturales, la fauna y la flora. Para no ir muy lejos, en Latinoamérica también hay ejemplos de derechos otorgados a los recursos naturales.

La nueva constitución que rige a Ecuador desde el año 2008, señala en su artículo 71 que “la naturaleza o Pacha Mama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos”. Ese artículo fue regulado por leyes en 2010 y 2012.

Que el Whanganui sea reconocido ante la ley como una persona reabre el debate sobre la forma cómo los seres humanos conciben su relación con los recursos naturales. Tras su triunfo en el parlamento, el líder maorí Gerrard Albert, se refirió a este asunto: “En lugar de pensarnos como amos del mundo natural, debemos creer que somos parte de él. No estamos en contra del desarrollo, ni contra el uso económico de nuestro río, sino que queremos que empecemos a verlo como una entidad viva y, desde ahí, pensar su futuro”.

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]

Twitter: @BlogElRio @Pau_erre

Comentarios