El Río

Publicado el Blog El Río

Costa Rica, líder en turismo sostenible de América Latina

4213385829_771849f408_oRana arborea en el Parque Nacional Manuel Antonio, Costa Rica./Flicker: Javier Sales 

El país centroamericano ha centrado todos sus esfuerzos en construir un modelo económico que sea coherente con el desarrollo de las comunidades locales, amigable con el medio ambiente e interesante para los turistas. El objetivo es ofrecer experiencias únicas, inolvidables y de alta calidad. 

Haciendo uso de sus atributos naturales, pues posee el 5% de la biodiversidad mundial, Costa Rica ha hecho del turismo su principal motor económico. Cada año llegan a este país cerca de 2.5 millones de visitantes de los cuales, el 70% dice haber visitado al menos tres áreas silvestres protegidas durante su estadía. Esto significa que la mayoría de los turistas quieren estar rodeados de cascadas, playas, ríos, bosques y especies nativas que convierten a este lugar en un  paraíso natural.

Ana Báez, miembro de la Cámara Nacional de Ecoturismo y Turismo Sostenible de Costa Rica (Canaeco), asegura que la transición de una economía extractiva a una de conservación es posible, siempre y cuando, existan esfuerzos por incentivar la educación ambiental y mejorar las condiciones de vida de la población local.

“Es un éxito el turismo sostenible cuando se pasa del nivel racional al nivel emocional. Esto no se logra con un turismo masivo ya que la idea es construir experiencias responsables con el medio ambiente e inolvidables para cada persona. Pero también es indispensable la labor educativa pues hay que promover el amor por la naturaleza y favorecer los procesos regionales y locales a largo plazo, no teniendo en cuenta la vida de una persona, sino la del planeta Tierra”, dice Báez.

De esta manera, los nativos han tenido un papel fundamental en todo este proceso. Los locales participan como guías turísticos, guardabosques, comunicadores, investigadores, cocineros, artesanos, protectores de fauna y flora silvestre y demás laborales que han contribuido a fortalecer el modelo económico que lidera Costa Rica en el continente y que hoy es un modelo a seguir.

Sin embargo, también hay ciertos factores que deben tenerse en cuenta para que la conservación sea rentable y posible. Según el presidente de la Red Latinoamericana de Reservas Naturales Privadas, Martin Keller, la inseguridad y el desarrollo de actividades ilícitas, la pobreza y una mínima unidad social son las principales amenazas para que el modelo funcione.

Precisamente, con la intención de intercambiar experiencias locales y fortalecer la cooperación, expertos en medio ambiente de doce países latinoamericanos se dieron cita en Costa Rica para participar del XI Congreso Latinoamericano de Reservas Naturales Privadas. 

Normalmente se suelen relacionar las reservas naturales con los parques nacionales de cada país que además de contribuir a la conservación, buscan convertirse en escenarios de investigación. Sin embargo, “un propietario, ya sea individual o comunitario, que tenga un pedazo de tierra también puede destinarla a la conservación de manera voluntaria con el fin de acabar con los abusos ambientales que hayan en su propiedad tales como la cacería, la tala, quema y otras prácticas que impactan los ecosistemas de manera negativa”, dice Keller.

Este año la Red Costarricense de Reservas Naturales cumple dos décadas de promover y fomentar la conservación voluntaria en el país. El resultado se resume en 220 socios que en conjunto mantienen 82.205 hectáreas de bosque protegidas de las cuales, el 60% se dedican exclusivamente a la conservación, mientras que en el 40% restante se realizan actividades de ecoturismo e investigación. Propietarios que decidieron apostarle a un futuro sostenible para las futuras generaciones.

costa-rica-lodge-piedraEcolodge Ríos Tropicales, una iniciativa de Reservas Naturales privadas

El proceso de paz con las Farc en Colombia y el turismo sostenible

Podría decirse que Colombia cuenta con todas las condiciones necesarias, especialmente en materia de biodiversidad, para hacer del turismo sostenible su principal aliado en materia económica. Aún así, la presencia de grupos armados ilegales en distintas zonas del país han generado una imagen internacional de violencia e inseguridad que no favorecen este modelo económico.

“Colombia es el país más hermoso del mundo y esa imagen negativa que tiene cambia cuando el turista disfruta de los paisajes y de la amabilidad de la gente”, dice el presidente de la Red Costarricense de Reservas Naturales Privadas, Rafael Gallo. “Sería muy interesante si los excombatientes de las Farc se convierten en protectores de la naturaleza pues tienen el conocimiento necesario para hacer el mejor turismo de aventura que se pueda imaginar, que ellos mismos sean guías, cuenten la historia del país y protejan esas zonas de actividades ilícitas sería una visión fabulosa. Sin embargo, eso lleva mucho tiempo y es un proceso que podría tardar hasta 15 años, lo importante es empezar”.

A inicios de este año, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos,  planteó la posibilidad de que los desmovilizados pudieran ser guardabosques  bajo el control y el dominio de la Policía Nacional, con la intención de proteger la naturaleza y al mismo tiempo contribuir a la erradicación de los cultivos de coca y marihuana. Los que dejarían las armas conocen tan bien los ecosistemas del país que podrían contribuir al control, monitoreo y vigilancia de los Parques Nacionales y reservas naturales privadas, al mismo tiempo que permanecen vinculados a la selva en la que han vivido durante varios años.

Por esa razón, Ana Báez piensa que lo primordial es intentar mitigar los impactos negativos que han dejado cinco décadas de conflicto armado en los ex guerrilleros y, después sí, pensar en cómo podrían contribuir a la conservación de la naturaleza. “Deben regresar al bosque con paz, de lo contrario la guerra se transforma y continúa. En Costa Rica hay casos de cazadores que se han convertido en guardabosques pero hay una enorme diferencia entre ser cazador y ser guerrillero, el turista podría no estar preparado para una situación así. Sin embargo, Colombia es uno de los destinos más apetecidos y ricos en todos los sentidos así que la paz será una puerta enorme a la inversión extranjera y el turismo mundial, preferiblemente uno responsable con los ecosistemas y la población local“.

AviaturParque Nacional Natural Tayrona, Colombia./ Foto: PNN

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]

Si quiere conocer más del Congreso Latinoamericano de Reservas Naturales Privadas puede visitar la página. 

Comentarios