ciudad MADE IN CHINA

Publicado el Juan Sebastian Herrera

¿Clasismo disfrazado de paternalismo?

Por Juan Sebastián Herrera
@herrerajuans

 

La semana que pasó Petro como ya es costumbre demostró sus buenas dotes de polemizador, ésta vez por poner en el panorama urbano el interés de construir VIS – VIP dentro de zonas exclusivamente de clase alta. No vengo a recopilar las miles expresiones de apoyo o de negación que la ciudadanía o los ‘técnicos’ hicieron sobre esta propuesta que personalmente -les adelanto- me parece interesante.

¿Dónde va a mercar esta población desplazada, van a comprar el diario en Carulla?. Sobre los servicios también se habla ¿dónde van a estudiar sus hijos? como si los habitantes actuales del Chicó llevaran sus hijos a estudiar todos al Gimnasio Moderno y las interacciones se dieran sólo en el sector. Frases por el estilo son las más frecuentes y como bien lo dijo ayer @Juaneslewin en una discusión que tuvimos por Twitter, ‘son expresiones que esconden un ‘clasismo disfrazado de paternalismo’. Se le pide al Estado que provea todas las respuestas, que planee el menor detalle. @Pachomiranda dijo “Petro es ejemplo clásico de la sobrestimación de la capacidad del Estado y la subestimación de la gestión pública”. Yo le diría que todo lo contrario, lo que la ciudadanía -no Petro- exige es respuesta a todas las preguntas, que el Estado se haga cargo de todo. De esto se encargará la lógica del mercado, si surge una demanda diferente a la actual, la oferta aparecerá paulatinamente, esto es algo que se sale de la capacidad del Estado y tratar de diseñarla sí sería sobredimensionarlo.

Para entender la movilización que esto tuvo en redes debemos considerar las dos caras de la moneda: la segregación de los pobres y la auto-segregación de los ricos. La primera como consecuencia de una macropolítica económica y de problemas sociales, agravada en Colombia por la violencia pero en todo el mundo movida por el atractivo que significa llegar a las ciudades como hubs de innovación, posibilidad de movilización entre clases, oportunidades, etc. Se cree que la mejor política de restitución de desplazados es regresarlos a sus tierras pero cuántos de ellos en realidad están interesados en volver. “Solemos comparar la pobreza urbana con la riqueza urbana, mejor comparémosla con la pobreza rural”. Edward Glaeser escribe “las Favelas de Rio lucen terribles al compararlas con los suburbios de Chicago, pero los índices de pobreza en Rio son mucho menores a los de las zonas rurales en Brasil”.

Lo segundo, la auto-segregación de los ricos también tiene un componente histórico: protegerse de la violencia de los ochentas y noventas. Además de esto podríamos hablar de búsquedad de distinción, afinidad cultural, esnobismo, intolerancia, etc. Por esto es que digo que el reto mayor no es proveer lo que el mercado hará sino tratar de predecir, minimizar y suavizar el choque que significará para esta gente que tomó la decisión de ‘protegerse’ en unos sectores y hacerlos su territorio, que otra gente con unos patrones sociales y económicos diferentes lleguen a hacerlo también su territorio. No podemos compararnos con Londres o París, entre otras razones porque el proceso que acá se quiere comenzar, allá se hizo hace siglos. Ser incluido no sólo es vivir cerca a otra gente, también es tener la tranquilidad de poder vivir en calma sin ser discriminado.

Una de las creencias que azotan a esta población además de los miedos por seguridad, es la posible desvalorización que podrían sufrir sus propiedades con la llegada de vivienda que no cumpla claramente los patrones tipológicos y de estética predominantes. Preocupación que sería cierta si pensamos en lo que se   convirtió la construcción de vivienda social después que el Estado decidió acabar el ICT y el BCH para liberarse de cargas por ideología neoliberal. Lo más evidente es que se dejó de entender a la vivienda como un laboratorio social – lo cualitativo-, y a diferencia se comenzó a entender la vivienda en términos de mecanismos de financiación y cobertura -lo cuantitativo-. En Bogotá existen decenas de ejemplos de aquella bonita época de construcción de vivienda, Tunal experimental, Torres del Parque, Kennedy experimental, Muzú, CUAN, Pablo VI, etc. Lo experimental era porque se planteaba como una vivienda concentrada (multifamiliar) qué a su vez, lograra conservar las bondades que el tipo unifamiliar ofrecía a sus habitantes; vivienda de tan buena calidad que hasta dejó de ser ‘social’ y ahora está ocupada por una clase media – alta ilustrada, para el caso de Torres del Parque.

Screen Shot 2014-11-09 at 13.37.37

Si algo voy a criticarle a Petro es el proyecto de Plaza de la Hoja que se vendió como la joya de la corona en materia de vivienda de la Bogotá Humana; y que después de un concurso, nombrar un ganador y ver como avanza la construcción, dejó atrás los ‘progresistas’ postulados que se pidieron en las bases del concurso y se convirtió en un proyecto más de sistema ‘Outinord’, que por definición estructural tendrá cero posibilidades de flexibilidad para adecuarse a los diferentes tipos de núcleos familiares, etc. Estas viviendas dice el Distrito serán diseñadas por una firma Coreana, sería interesante saber cuáles son los postulados, las áreas y el avance de los diseños, y sobre todo,establecer por cada edificio nuevo una mesa de trabajo entre futuros habitantes y vecinos actuales. Petro por imposición ideológica desconoce los problemas que le ahorrarían comunicarse con la élite que pelea.

De construirse este proyecto, Bogotá y su ciudadanía juzgarán a Petro como el provocador populista o como el provocador inteligente. El alcalde deberá decidir si echarle más leña a su pelea con los ricos o hacer bien las cosas para demostrar sus postulados sin afectar a las personas que hoy allí habitan. La diferencia puede representar hacer un buen y bonito proyecto y poner un esfuerzo extra para que estas 372 viviendas sean lo que Plaza de la Hoja no fue y además, trabajar y pactar con la comunidad para que lo que antes era segregación espacial ahora no se vuelva discriminación entre vecinos.

Comentarios