Bajolamanga.co

Publicado el Bajolamanga

Miedo a la soledad

Por: Valentina Gómez @valentinag_55

Link: http://bajolamanga.co/post/estado-del-arte/miedoalasoledad

Sí, miedo a la soledad…. Es más común de lo que imaginamos. Es un terrór infundado sobre todo en las generaciones que me anteceden; afortunadamente en esta, somos más independientes y prolongamos más esa ” necesidad” de compañía”. Me pregunto porque la sociedad te estigmatiza si pasan los años y has decidido libremente estar sola… Acaso necesitamos de alguien más para sentir plenitud? De donde sacamos que un cuerpo es compañía?.

Es lastimoso que una relación se convierta sólo en la necesidad de un soporte, un bastón en que apoyarme como si no fuéramos un todo. Las relaciones se han convertido en una aburrida esclavitud y dependencia del otro; un negocio consistente en que me das para darte yo.

La soledad viene unida al miedo, a la carencia de afecto, a  la necesidad y  falta de plenitud con uno mismo. No acabamos de terminar una relación y ya nos acosa el terror de estar solos y lo peor… nos apegamos de otro cuerpo que creemos nos llena el vacío, sin saber que al final lo estoy haciendo más profundo.

¿Por qué no darme la oportunidad de encontrarme con mi soledad y descubrir que soy mi mejor compañía? ¿Por qué basar nuestra felicidad en la medida en que estamos con alguien que erróneamente creemos que llena nuestras necesidades de afecto?… Parece  que sufrimos de una adicción por la compañía.

La sociedad es muy superficial y se basa en apariencias, creemos que la pareja es el “plus” y buscamos afectos momentáneos, que a la larga solo ocasionan una soledad mucho más profunda y compleja; Cuando reconoces y aceptas este hecho, cuando sabes que no estás en armonía ni en paz y que buscas afuera lo que tienes adentro, podrás liberarte esos apegos emocionales que tanto te atan.

Si no te sientes bien contigo mismo cuando estás sólo, lo más probable es que busques a alguien para ocultar ese ensordecedor eco. El momento en que se es plenamente consciente es cuando la soledad más que una cárcel, se convierte en un aliado, una nueva forma para conocernos. Cuando uno aprende a quererse, a disfrutar de su propia compañía, no necesita que nadie más lo llene.

Te invito a liberarte, a vivir cada momento, a disfrutar de tu soledad y aprovecharla y si tienes pareja a regalarse un amor sano, sin ataduras , sin sentirse uno el dueño del otro, a amar en libertad, pero sin olvidarte de que somos un todo.

 

 

Comentarios