BLOGS Actualidad

17
03
2014
Juan Sebastián López M

El Polo y el material de los barcos

Por: Juan Sebastián López M

Con cada jornada electoral surge una nueva versión sobre la desaparición del partido más importante que ha tenido la izquierda colombiana en su historia. En esta oportunidad, no pocos pronosticaron que el Polo no alcanzaría el umbral y perdería la personaría jurídica. Vaticinios realizados en un contexto bastante desfavorable para la oposición y la democracia colombiana.

Sin explicación válida al Polo le negaron la inscripción de varios testigos electorales, le retrasaron los anticipos para financiar sus campañas y no se le permitió realizar actos públicos en algunas plazas del país, entre otra serie de cuestionables sucesos. Todo esto realizado con la anuencia de un Consejo Nacional Electoral controlado en un 100 % por los partidos de gobierno.

Si se hiciera un concurso de lo más corrupto del país el sistema electoral pelearía el podio. Si esto es así, ¿Por qué no lo cambian? Porque está hecho a la medida del voto amarrado y es adverso para el voto de opinión, con él ganan los musas y los ñoños y sobretodo porque resulta servil al modelo económico y político que rige en el país. Sin embargo, y muy a pesar de sus enemigos, el Polo salió avante y otra vez se quedaron con los crespos hechos quienes auguraron su final.

Estas siete razones prueban los buenos resultados conseguidos por el POLO en las pasadas elecciones legislativas.

  1. Pasar el umbral en ambas corporaciones, Senado y Cámara: El único partido que se ha declarado oficialmente en oposición al gobierno de Juan Manuel Santos, logró una bancada de ocho congresistas; cinco senadores y  tres representantes, todos probados luchadores sociales.
  2. Voto de opinión vs mermelada: Mientras los políticos de Santos tenían gobernaciones, alcaldías, feudos clientelistas en entidades públicas y el burdo financiamiento de sus contratistas, la campaña del Polo fue austera, con voluntarios y buscando el voto de opinión.
  3. El Polo aumentó sus curules: Se ha dicho que el Polo pasó de ocho senadores a cinco, pero en la práctica pasó de tres a cinco; veamos por qué: de los ochos senadores elegidos por el Polo en 2010, tres se fueron para la Alianza Verde: Avellaneda, Guevara y Romero. Los votos de otros dos candidatos verdes al Senado, Jorge Ospina y Carlos Lozano, también provenían de senadores del Polo, Mauricio Ospina y Gloria Ramírez, respectivamente. Así las cosas, mientras el Polo hizo campaña con tres senadores, la Alianza Verde dispuso de diez. Desde este punto de vista el Polo pasó de tres a cinco senadores y la Alianza Verde de diez a cinco.
  4. Las listas de indignados dieron resultado: Se sumaron sectores nuevos, el partido se compenetró con la lucha social como nunca antes y se registraron excelentes votaciones en lugares marcados por la movilización como Antioquia, Valle, Santander, Huila y Bogotá.
  5. En Bogotá florece un nuevo Polo: Germán Navas Talero, cabeza de lista a la Cámara, fue la más alta votación individual con 45.386 respaldos. Además, la lista al Senado fue la cuarta más votada de la capital por encima de Verdes, Cambio Radical, Conservadores, Mira y antiguo PIN, superando incluso la votación del Polo al Concejo en 2011. Para terminar, Robledo fue la más alta votación individual al Senado en Bogotá con 49.967 apoyos.
  6. La Cámara en Antioquia: si los lugartenientes de Santos no triunfan en su jugarreta de quitarle la curul a Rodrigo Saldarriaga, los 59.938 votos alcanzados por la lista polista le permiten a este dramaturgo pasar de las tablas a una nueva curul para el Polo en uno de los departamentos más importantes del país.
  7. Jorge Enrique Robledo, mayor votación individual al Senado: tener al congresista más votado del país es sin duda un gran triunfo para el Polo. A Robledo le premiaron su coherencia y ahora tendrá más espacio para subir el volumen.

De la misma manera como la tormenta permite probar el material de los barcos, la hostilidad vivida por el Polo durante las pasadas elecciones, permitió sacar lo mejor del partido, probar su fortaleza y notificarle a Colombia que el Polo es un partido que llegó para quedarse.

Durante la campaña del Polo en Quinchía, Risaralda.

1

28
02
2014
Juan Sebastián López M

Un fenómeno político

Por: Juan Sebastián López M

En época electoral salen a flote las peores prácticas de la política colombiana. Los “Jochos” prometen casas a cambio de votos, los contratistas financian campañas con la convicción de que les devolverán el favor, los empleados públicos reciben la orden de por quién votar para no perder el puesto y como siempre, los políticos prometen todo lo contrario a lo que hacen cuando quedan elegidos. En esta oportunidad, los abanderados de esa nefasta tradición son los partidos de la unidad nacional.

La buena noticia es que la Colombia de hoy no es la misma que la de hace algunos años. Las diferentes luchas ciudadanas, en auge desde el 2011, le han enseñado al país a no quedarse callado y a exigir sus derechos. Esa creciente indignación enfila baterías contra la mermelada marca JMS. Los clientelistas tienen cada vez más problemas para “amarrar” sus votos. Sus electores se preguntan ¿Dónde estaban durante el Paro Agrario? ¿Por qué votaron a favor los TLC? ¿Por qué privilegian a las EPS en lugar de los pacientes?

Con todo y eso, se está produciendo un interesante fenómeno político en estas elecciones. La indignación de la gente es enorme y en lugar de estancarse o retroceder, sigue creciendo. Coexiste un rechazo generalizado al continuismo que encarnan Santos, Zuluaga, Peñalosa y Ramírez y un impulso hacia el cambio. El gran reto es canalizar esa indignación de la mejor manera.

El voto en blanco ha emergido como una posible forma de canalizar la indignación, sin embargo, esta táctica no castigará a los políticos que compran votos pero si a los pocos, pero valientes, que luchan por el voto consciente. Por fortuna, la utilidad del voto en blanco se ha desvirtuado paulatinamente. (http://bit.ly/1iNlSrd)

El voto de opinión se convierte entonces en la mejor alternativa. Los partidos políticos han puesto figuras de resonancia nacional a encabezar sus listas al Congreso tratando de cautivar ese voto de opinión. Lo ha hecho el Centro Democrático, los Verdes, los Liberales, y claro, el Polo, partido que tiene su fortaleza en el voto de opinión.

Sin embargo, si se observa la trayectoria de la mayoría de los “cabeza de lista”, se encontrará que han estado presentes de una u otra forma en la construcción de la Colombia neoliberal, causa principal de la indignación nacional. Hay desde ex ministros del gobierno de la Apertura, ponentes de la Ley 100, protagonistas del proceso 8.000, hasta embajadores de Uribe.

Varios de esos políticos han hecho carrera sobre las prometidas bondades del libre comercio, que por cierto nunca llegaron. En cambio las consecuencias advertidas por sus críticos si se están materializando. No es un secreto que varios de los “cabeza de lista” ya no convocan como antes y que hoy están más cerca del ocaso de sus carreras políticas y que de un reencauche.

La excepción está en el Polo. Primero como profesor y ahora como referente de la oposición en el Congreso, Jorge Robledo le ha cantado la tabla como nadie a los gobiernos de Uribe y de Santos. Sus más de 120 debates sobre los más variados temas en defensa del interés nacional lo convierten en el senador que más ha hecho control político en la historia del Congreso.

La carrera de Robledo va en ascenso y cada vez gana más respaldo. Llegó al Senado por primera vez en 2002 con 45.700 votos y hace cuatro años, antes del Paro Agrario, la MANE y los TLC sacó más de 160 mil votos. No sería extraño que el próximo 9 de marzo emerja un refrescante fenómeno político que demuestre que Colombia sí tiene arreglo.

1921989_10153913899015314_707942562_n-1

@juanslopezm

0

21
01
2014
Juan Sebastián López M

Voto protesta

Por: Juan Sebastián López M

Con la temporada electoral vuelven las prácticas tradicionales que han convertido a la política en una de las peores cosas de Colombia. En esta oportunidad, la llamada “unidad nacional” es la abanderada de la politiquería. La mermelada no se ha hecho esperar. Contratos, puestos, cupos indicativo y hasta la compra del combo senado-cámara por $150.000 pesos, hacen parte de las tácticas de campaña de la clase política que acompaña al actual gobierno.

Sin embargo, algunos hechos llevan a pensar que este año los politiqueros no la tendrán tan fácil. Estas elecciones tienen un nuevo y llamativo aspecto: se llevarán a cabo después de una oleada de protestas sociales sin antecedentes en la historia reciente del país. El fantasma de la movilización social al que tanto le teme el gobierno sigue rondando.

Cafeteros, transportadores, estudiantes, el sector salud y otros tantos, han anunciado que sus problemas siguen vigentes y que seguirán movilizándose este año (Aurelio Suárez, 14 de enero de 2014 http://bit.ly/1dBMKKY ). Tienen razón. Las cosas siguen igual o peor que cuando se posesionó Santos en 2010. La crisis en salud, educación y justicia, continua. El agro y la industria se encuentran en estado de gravedad por los embates de los TLC. Para rematar, el desempleo y la informalidad impiden a los colombianos tener una vida digna.

El creciente descontento social de 2013 probó que el gobierno antes que ser redentor de la crisis, es su causante. Sus congresistas están más interesados en aumentar su clientela que en solucionar los problemas de la gente. La institucionalidad de los sectores en crisis, cooptada por el gobierno, tampoco ha servido como catalizador para resolver los reclamos ciudadanos.

Esta realidad ha permitido que reconocidos voceros de las manifestaciones del año pasado hayan tomado la acertada decisión de dar el salto a la política. Aspiran al Congreso para conquistar o aumentar la representación de los sectores indignados en el legislativo. Sin duda es un paso necesario en la búsqueda de una verdadera y profunda solución a sus problemas.

El Polo es el partido que mejor ha sabido canalizar ese tránsito de la indignación del ámbito gremial al político. Como lo ha dicho su presidenta Clara López, “el Polo no esta detrás de la protesta social, esta al frente”. Estos candidatos no utilizan la movilización para lanzarse a las urnas. Todo lo contrario. Se lanzan a las urnas porque, salvo valiosas excepciones como la bancada polista, la gran mayoría de la clase política no ha tenido el interés de solucionar de manera adecuada las justas peticiones de los sectores inconformes. Claro, el santismo está bien así y no le interesa cambiar.

La presencia de los candidatos indignados es, en la práctica, una verdadera renovación política. No solo son caras nuevas, también representan una nueva política. Acompañaran sus propuestas con un decidido respaldo a la movilización civil y democrática. No se van a vender al mejor postor. No negociaran con Santos por debajo de la mesa y en contra de los intereses de quienes votaron por ellos.

Si este año hay que hacer un voto de protesta, que sea un voto por los candidatos indignados. Por el bien de Colombia espero que todos lleguen al congreso.

@JuanSLopezM

0

27
12
2013
Juan Sebastián López M

Robledo personaje del año

Por: Juan Sebastián López M

Robledo personaje del año

 

Las protestas sociales que se vivieron este año en Colombia son el acontecimiento de mayor importancia durante los pasados doce meses. El 2013 bien podría llamarse: el año de las protestas.

La lista de los sectores que se movilizaron es enorme: encabezada por los cafeteros y los paperos, también se hicieron sentir lecheros, arroceros, paneleros, transportadores, trabajadores, defensores del medio ambiente, indígenas, mineros tradicionales, industriales golpeados por el libre comercio, estudiantes, médicos y enfermeras, usuarios de telefonía celular, de la empresa electricaribe, etc.

(más…)

Categoria: Actualidad

0

25
09
2013
Juan Sebastián López M

Icetex: Estalló la burbuja

Por: Juan Sebastián López M

Icetex: Estalló la burbuja

Las universidades públicas del país acumulan un déficit de $11.3 billones de pesos. Esto pese a haber asumido $7.5 billones con recursos propios del total de $18.8 billones que el Estado adeuda al sistema en los últimos veinte años. El pago de los recursos no girados se requiere para invertir $7.2 billones en infraestructura física, así como para formar 5.000 doctores que cuestan más de 2 billones de pesos, entre otros rubros.

¿Por qué se ha generado semejante hueco? En parte porque se privilegian los créditos financieros sobre las bases presupuestales de las universidades. En Colombia la proporción del gasto público en educación superior destinado a subsidiar la demanda, es decir a los créditos, se ha incrementado en detrimento de lo aportado directamente a las universidades. En el año 2000 el 60% del presupuesto iba para las universidades y el 40% para créditos, hoy es al contrario. En otras palabras, no hay plata para financiar la inversión en infraestructura y formación doctoral pero si para endeudar estudiantes. Similar situación se vive en Estados Unidos donde la cartera morosa de los créditos educativos supera a la de las tarjetas de crédito y alcanza $1.2 trillones de dólares. (más…)

Categoria: Actualidad, Educación

0

12
09
2013
Juan Sebastián López M

Respuesta a Salomón Kalmanovitz

Por: Juan Sebastián López M

Respuesta a Salomón Kalmanovitz

Con atención leí su columna del lunes 9 de septiembre en las páginas de este diario, titulada “Las reivindicaciones estudiantiles”. Atendiendo a la alusión directa que en su columna se formula contra la MANE resultan pertinentes algunas aclaraciones:

No se compadece con la historia, el actuar y las propuestas del movimiento estudiantil, el calificativo de “estrechez de intereses” que usted le asigna a las reivindicaciones estudiantiles. El documento fundacional de la MANE, su Programa Mínimo, contiene aspectos como la critica al libre comercio, la defensa de los derechos sociales, el ejercicio soberano de la explotación de recursos naturales, etc; las consignas del movimiento evidencian que los intereses del estudiantado tienen de todo, menos de estrechos. (más…)

Categoria: Actualidad, Educación

0

09
09
2013
Juan Sebastián López M

El dogma del libre comercio

Por: Juan Sebastián López M

El dogma del libre comercio

Cuando Nouriel Roubini anticipó la catástrofe de las hipotecas subprime, muchos lo desconocieron y lo tildaron de “apocalíptico”. En Colombia, no son pocos los que le han atribuido ese calificativo, entre otros, al Polo y en particular al senador Jorge Robledo, quien con acierto ha explicado las consecuencias negativas de la apertura hacia adentro impuesta con el Consenso de Washington hace ya un cuarto de siglo y cuya fase superior son los actuales Tratados de Libre Comercio.

Resulta inevitable reconocer que las políticas se agotan, sobre todo cuando fracasan. Este es el caso del neoliberalismo, instaurando por el ex presidente Cesar Gaviria y su ex ministro de comercio exterior y hoy presidente, Juan Manuel Santos. Tras más de dos décadas de la política aperturista, Colombia,  además de desmantelar su industria y acabar con el agro como opción de vida, encabeza la lista de los países con los medicamentos, la gasolina y los fertilizantes más caros del mundo. Voces tan autorizadas como Abdón Espinosa, Eduardo Sarmiento, Aurelio Suárez y Cecilia López han diagnosticado las causas de esta situación de crisis del agro y la industria.

Como dijo Nairo Quintana “Es muy triste sacar un bulto de papa a una plaza y ponerse uno a llorar de tristeza porque ni siquiera sa (más…)

Categoria: Actualidad

0

29
05
2013
Juan Sebastián López M

En Medellín #123LaMANEpor una Nueva Educación

Por: Juan Sebastián López M

VII plenario de la MANEMedellín 1,2 y 3 de Junio 2013

Más de 500 estudiantes provenientes de todos los rincones de Colombia, así como profesores y trabajadores, se dieron cita en Cali en la exitosa Comisión Académica de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, MANE, los días 17 y 18 de mayo. Allí continuaron con la inédita y titánica tarea de construir un Proyecto Alternativo de Educación Superior que solucione de una vez por todas la profunda crisis que vive el sector desde hace más de 20 años.

Lastimosamente, el drama de las universidades colombianas, lejos de solucionarse se agrava. Los estudiantes deben afrontar día a día las implicaciones de asistir a campus en los que corren peligro debido al deterioro de la infraestructura. Los profesores, la mayoría contratados a destajo y mal pagos, no disponen de presupuesto digno para la investigación. Los rectores han reiterado una y otra vez que el Estado debe inyectar 11 billones de pesos para poner a tono las 32 universidades públicas del país en términos de infraestructura, calidad, cobertura y bienestar (bit.ly/133Vlhq). Con el mismo presupuesto de hace veinte años, las universidades públicas se han visto obligadas a multiplicar por cuatro el número de estudiantes, en evidente detrimento de la calidad. (más…)

Categoria: Actualidad, Educación

0

06
05
2013
Juan Sebastián López M

Encuestados rajan al gobierno

Por: Juan Sebastián López M

La encuesta bimestral de Gallup, realizada entre el 17 y el 27 de abril, refleja el rampante pesimismo de los colombianos, que además rajaron al gobierno. El 51% de los encuestados considera que las cosas en el país están empeorando y solo el 31%, que están mejorando. De acuerdo con los encuestados, entre los temas que mayoritariamente “están empeorando” se encuentran: corrupción (73%), desempleo (57%), inseguridad (76%), costo de vida (70%), medio ambiente (54%), economía (46%) y un largo etcétera.

Por primera vez en el gobierno de Santos, la mayoría de consultados, el 51%, desaprueba el manejo que le ha dado el gobierno a la economía, mientras que el 46% lo respalda. También es llamativa la manera como ha descendido el apoyo a la firma de tratados de libre comercio. En octubre de 2012 esta cifra alcanzó el 70%, en la última encuesta llega el 62%, mientras que el porcentaje de quienes desaprueban este tipo de tratados aumentó 9 puntos al pasar del 26% al 35% en el mismo periodo. Al parecer, los encuestados empiezan a percibir sus efectos negativos en sectores tan claves como la industria y el agro. (más…)

Categoria: Actualidad, Educación

0

19
03
2013
Juan Sebastián López M

La crisis educativa y la responsabilidad del gobierno

Por: Juan Sebastián López M

La crisis educativa y la responsabilidad del gobierno

  

Hasta las encuestadoras más afines al gobierno advierten el evidente desprestigio del presidente Juan Manuel Santos. En el mejor de los casos, voceros del gobierno han salido a reconocer algunos “problemas de comunicación”. ¿Simple cuestión de imagen? Al igual que los demás sectores afectados por crisis estructurales como el agro, la industria, la salud o la justicia, en educación los problemas van mucho más allá de la comunicación.

Según el estudio de los rectores del Sistema Universitario Estatal SUE *, las universidades públicas acumulan hoy un déficit de 11.2 billones de pesos. Como el Banco Mundial recomendó en 1994 aumentar la participación privada en el sector, el obsecuente gobierno de Colombia redujo la participación del Estado en el presupuesto de las universidades de un 82% en 1993 a un 50% en 2012. Las matrículas cada vez más caras, la privatización de los pregrados y posgrados, los enormes rezagos en infraestructura, sumados a los problemas de contratación de profesores y trabajadores, son manifestaciones de la peor crisis universitaria que haya vivido el país. (más…)

Categoria: Actualidad, Educación

0